¿Qué es el Dengue?

Es una enfermedad producida por un virus que es transmitido por la picadura del mosquito Aedes Aegypti.
La enfermedad es estacional, y se manifiesta durante los meses cálidos.

¿Qué es el dengue hemorrágico?

El dengue hemorrágico es una de las formas más graves del dengue. Esta puede ser fatal si no se reconoce o trata adecuadamente. El dengue hemorrágico es causado por infección con los mismos virus que causan el dengue.

¿Quiénes contraen el dengue?

El dengue puede ocurrir en personas de todas las edades que estén expuestas a mosquitos infectados.

¿Cómo se reproduce el mosquito?

El mosquito Aedes Aegypti tiene hábitos domiciliarios, vive en un radio de cien metros de su criadero. Cada hembra puede depositar una cantidad cercana a los 100 huevos.

¿Cómo se propagan el dengue y el dengue hemorrágico?

Un mosquito pica una persona quien tiene dengue o dengue hemorrágico. El mosquito se infecta con el virus del dengue y aproximadamente una semana después puede transmitir el virus, al picar una persona sana. El dengue no se transmite directamente de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Los síntomas principales del dengue son fiebre alta, dolor de cabeza fuerte, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, náusea y vómitos, dolor en los ojos y erupción de la piel. Generalmente, la enfermedad es más leve en niños menores que en los niños mayores y adultos.
El dengue hemorrágico se caracteriza por fiebre que dura de 2 a 7 días, con signos y síntomas generales que pueden ocurrir con muchas otras enfermedades (por ejemplo, náusea, vómito, dolor abdominal y dolor de cabeza). Esta etapa es seguida por manifestaciones hemorrágicas, tendencia a tener fácilmente moretones, magulladuras, u otros tipos de hemorragias de la piel, sangrados de la nariz o de encías, y posiblemente derrame interno. Los vasos sanguíneos más pequeños (capilares) se hacen excesivamente permeables, permitiendo el escape del suero o componente líquido de la sangre, fuera de los vasos sanguíneos. Esto puede conducir a fallo del sistema circulatorio y choque, seguido de muerte, si el fallo circulatorio no es corregido.

¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de adquirir el dengue?

No hay vacuna para prevenir el dengue. La mejor medida de prevención para residentes que viven en áreas infestadas con el Aedes aegypti es eliminar los lugares donde el mosquito pone sus huevos, principalmente los envases artificiales y otros lugares en dónde se acumula el agua.
Aquellos artículos que acumulan agua de lluvia o son usados para almacenar agua (por ejemplo, envases plásticos, cubos o gomas de automóviles usadas), deberán ser cubiertos o desechados adecuadamente. También, los bebederos de animales y floreros deberán ser vaciados y estregados diariamente. Esto eliminará los huevos y larvas del mosquito y reducirá el número de mosquitos en el hogar, al interrumpir su ciclo vital.

El uso de acondicionadores de aires y tela metálica en puertas y ventanas reduce el riesgo de ser picado por mosquitos en interiores.
La aplicación adecuada de repelente de mosquitos que contenga de 20% a 30% DEET como ingrediente activo en la piel expuesta y la ropa, reducirá el riesgo de ser picado por los mosquitos. El riesgo de infección por dengue en viajeros internacionales parece ser bajo, a menos que haya una epidemia en progreso.

¿Cómo podemos prevenir epidemias de dengue hemorrágico?

El énfasis para prevenir el dengue está en el control integrado del mosquito, mediante la participación comunitaria y una mínima dependencia en los insecticidas. La prevención de epidemias exige la coordinación del esfuerzo comunitario para aumentar la concientización sobre el dengue, cómo reconocerlo, y cómo controlar el mosquito que lo transmite. Los residentes son responsables de mantener sus patios libres de criaderos donde se puedan desarrollar los mosquitos.

Fumigaciones Le Park

Control de Plagas 

Contacto: Marcelo De Paoli

Whatsapp  15-6093-7278

ID. 546*5197

4458-2878

Correo electrónico 

 

 

Otros enlaces:

directorio